Comentarios

Lóbulos temporales en la corteza cerebral

Lóbulos temporales en la corteza cerebral

Lóbulos temporales

Los lóbulos temporales son uno de los cuatro lóbulos o regiones principales de la corteza cerebral. Están ubicados en la división más grande del cerebro conocida como prosencéfalo (prosencéfalo). Al igual que con los otros tres lóbulos cerebrales (frontal, occipital y parietal), hay un lóbulo temporal ubicado en cada hemisferio cerebral. Los lóbulos temporales juegan un papel importante en la organización de la información sensorial, la percepción auditiva, la producción del lenguaje y el habla, así como la asociación y formación de la memoria. Las estructuras del sistema límbico, que incluyen la corteza olfatoria, la amígdala y el hipocampo, se encuentran dentro de los lóbulos temporales. El daño a esta área del cerebro puede provocar problemas de memoria, comprensión del lenguaje y mantenimiento del control emocional.

Función

Los lóbulos temporales están involucrados en varias funciones del cuerpo, incluyendo:

  • Percepción auditiva
  • Memoria
  • Habla
  • Comprensión del lenguaje
  • Respuestas emocionales
  • Percepción visual
  • Reconocimiento facial

Las estructuras del sistema límbico del lóbulo temporal son responsables de regular muchas de nuestras emociones, así como de formar y procesar recuerdos. La amígdala controla muchas de las respuestas autónomas asociadas con el miedo. Regula nuestra respuesta de lucha o huida, y también nos ayuda a desarrollar una sensación saludable de miedo a través del condicionamiento del miedo. La amígdala recibe información sensorial del tálamo y otras áreas de la corteza cerebral. Además, la corteza olfatoria se encuentra en el lóbulo temporal. Como tal, los lóbulos temporales están involucrados en la organización y el procesamiento de la información sensorial. Otra estructura del sistema límbico, el hipocampo, ayuda a la formación de la memoria y conecta nuestras emociones y sentidos, como el olfato y el sonido, con los recuerdos.

El lóbulo temporal ayuda en el procesamiento auditivo y la percepción del sonido. También son vitales para la comprensión del lenguaje y el habla. Un área del cerebro llamada Área de Wernicke se encuentra en los lóbulos temporales. Esta área nos ayuda a procesar palabras y entender el lenguaje hablado.

Ubicación

Direccionalmente, los lóbulos temporales son anteriores a los lóbulos occipitales e inferiores a los lóbulos frontales y parietales. Un gran surco profundo conocido como la Fisura de Sylvius separa los lóbulos parietales y temporales.

Lóbulos temporales: daño

El daño a los lóbulos temporales puede presentar una serie de problemas. El daño resultante de un derrame cerebral o una convulsión puede producir una incapacidad para comprender el idioma o hablar correctamente. Un individuo puede tener dificultades para escuchar o percibir el sonido. El daño del lóbulo temporal también puede provocar el desarrollo de trastornos de ansiedad, alteración de la formación de la memoria, comportamiento agresivo y alucinaciones. En algunos casos, los pacientes pueden incluso desarrollar una afección llamada Delirio de Capgras, que es la creencia de que las personas, a menudo seres queridos, no son quienes parecen ser.